Entrevista con un vampiro



“Nada tan sublime como la mujer amada con la piel helada y blanca”, dice el silencioso escritor Glauconar Yue en uno de sus poemas. El verso suena a confesión, a declaración sincera, es el aviso de la fascinación que tiene Yue por temas como la muerte, el arte gótico y el horror. Pero estas palabras no son la prueba máxima de la atracción que siente por estos conceptos.

El Empalador, su novela corta, sí lo es. Publicado en 2007, el libro está basado en la vida de Vlad Basarab III, príncipe de Valaquia. El señor Vlad, por supuesto, no necesita mucha presentación. Se trata del Drácula de Bram Stoker. El mismo que reinterpretó Francis Ford Copola en 1992.

Yue le da un giro a la historia y al concepto de los vampiros. Toma elementos históricos para empezar con un relato épico, del tiempo en el que Vlad estuvo prisionero en Hungría, despojado de su trono, y luego vincula al protagonista con otro mito demoníaco: Lilith, la primera esposa del Adán bíblico.

En sus 75 páginas, El Empalador expone la relación de ambos personajes, revela en qué consiste la maldición que los une y retoma el hilo épico para cerrar la historia con un desenlace alejado de la tradicional historia que cuenta Hollywood.

Nuestro escritor sin embargo, no ha dicho lo último que sabe sobre Lilith y ya prepara nuevos relatos sobre la madre de los demonios. Es su contribución al mundo de la oscuridad y la fantasía que tanto lo atraen. Es su manera de reforzar la nueva identidad que se ha construido.

(La entrevista que acompaña este post fue hecha por mi esposa y socia Sandra Enciso, la edición es de mi amigo Carlos García)

El Empalador en la edición de Bizarro Ediciones.
Anuncios

2 comentarios en “Entrevista con un vampiro

  1. Me indigna que digan que esa tal Lilith fue la primera mujer creada por Hiave, algo totalmente falso. Y si su existencia es real, ¿por qué no figura en ninguna de las páginas de la Santa Biblia?

    1. Pues Lilith sí es mencionada en la Biblia, en Isaías 34,14. En todo caso, es cierto que es más un mito asociado a la cultura mesopotámica que a las tradiciones cristianas. Gracias por tomarte tiempo para leer el post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s